domingo, 10 de agosto de 2008

Fui a Chapultepec

A una exposición de un tal “Artur Barrio”… que si por alguna extraña razón también planean ir (aunque no creo porque a ese tipo nadie lo conoce) ,mejor evítense la pena de gastar $15 por persona y de vomitar a la salida…

Pero bueno, después de traumarme con esa exposición obligatoria y fea, me fui a pasear por todo Chapultepec para a ver si así se me quitaban las nauseas…

Y así fue… iba caminando y me encontré a un tipo que hace caricaturas y dije “órale va, que me haga una para llevar”… pero no contaba con que a la mera hora mi caricatura ni se parecería a mí: yo estoy más cachetona, tengo la nariz rara y nunca volteo cuando voy corriendo... ¡hum!




En un puesto de chacharas, bromas y letreros, me encontre éste, que sería un emoticón con muchísimo éxito: “no mamar” así como dice plaqueta.




Pensé en entrar al zoológico, pero a la mera hora, me arrepentí… Pinche filononón que me dio flojera, decliné y seguí caminando.




Luego, ya cuando estaba a punto de regresarme al carro para irme a mi casa, vi a un tipo apodado “el rorro”


Si le echabas una moneda se ponía a bailar y mandaba besos a las chavas… jajaja. Tal vez si no hubiera sido un humano, me lo llevaba a mi casa, porque bailaba bien curiosito, pero como lo es, se rompió el encanto.

Eso fue todo… ahora estoy convencida de algo: soy una inculta,los museos no son para mí y prefiero las "obras de arte" callejeras.


.

4 comentarios:

myselF. dijo...

Antropologia, ciencias, papalote, nada de eso te gusta?
Si, eres una inculta.

J. Antonio dijo...

Hey, me gustó tu blog y tu forma de escribir natural y sin autocensura, te felicito. hasta luego

Barbara dijo...

Ommh... creo que no me di a entender con eso de los museos...

es que después de ver esa exposición, no quedan ganas de ver otra, aunque sea del papalote museo del niñi...

de verdad, horrible, no vayan, incluye fotos cochinas con sangre, papel de baño y bultos de basura

Anónimo dijo...

gracias la foto que me tomaste es mi presentacion gracias y cuidate mucho