martes, 20 de enero de 2009

Decidí darme de baja

Era un lunes a las 7 de la mañana. Me había despertado de malas porque no quería ir a la escuela. Recuerdo muy bien que para esas fechas, hacía un frío de la fregada y todavía estaba oscuro gracias al cambio de horario.

No recuerdo si llegué en camión o me fui caminando. Pero bueno, el punto es que, a pesar de que llegué a tiempo, mis compañeros ya estaban puestísimos para la clase. Hasta parecía que se habían puesto de acuerdo para llegar antes.

Cuando me senté en mi lugar, vi que todos estaban estudie y estudie como si fuera a haber algún examen importantón. Pregunté y me dijeron no me preocupara, aunque ellos seguían estudiando...

Pero después de una media hora, el profesor llegó tarde y como si nada. Entonces hizo su ritual de siempre: saludó, puso su mochila en el escritorio, se quitó la chamarra, se sentó, sacó su computadora y empezó a pasar lista.

Y cuando por fin terminó de hacer eso, comenzó la clase.


La verdad no supe de qué rayos había tratado la clase. Todo el tiempo me la pasé pensando en otras cosas irrelevantes. Además de sueño, mi mente empezó a divagar poco a poco hasta perderme completamente.

Sólo recuerdo cuando el salón empezó a quedarse vacío. Dicen que yo me quedé sentada en mi banca hasta que el profesor me corrió.

Se supone que después tendría mis clases normales, así como cualquier otro día. Pero por alguna extraña razón, ya no quise estar en la escuela y a base de mentiras, convencí a la directora para que me mandara a mi casa.


Ya no quería más clases. Simplemente porque ya me había aburrido de 12 años de ir a la escuela como una rutina. Ya había perdido el deseo por aprender cosas nuevas y nada más iba porque mis papás me obligaban.

Entonces decidí darme de baja para nunca regresar. Le avisé a mis padres y me regañaron a más no poder. Pero sus palabras me eran indiferentes, ni siquiera recuerdo qué me decían...



Y justo hoy, se cumplen 2 meses de no ir a la escuela. Me siento bien. Ya no estudio ni tampoco trabajo. Mis padres me quieren correr de la casa porque no hago nada productivo… La verdad, tienen toda la razón. Pero no se animan a hacerlo porque piensan que mi “fracaso” fue, en parte, por su culpa.

Quiero que esto siga así… A pesar de los regaños, me siento bien estando sola en mi cuarto y me agrada la idea de pensar que la gente puede ser más feliz aislada de la sociedad.

13 comentarios:

Gera dijo...

la soledad en ocasiones es tu mejor amiga... pero a largo plazo no lleva a nada bueno,quizas tu egocentrismo no te permite ver que tu deber como moral como hija y como persona social (que siempre seremos seres sociales queramos o no) es estudiar, creeme que aunque en ocacsiones sea algo tedioso trae buenas experiencias... recuerda tambien que el sueño de todo padre es ver a su hijo convertido en un profesionista, no les nieges la dicha y la felicidad a tus padres que tantos sacrificios han realizado para darte todo lo que tienes, valora un poco mas las cosas, deja al lado tu ego.... disfruta de los buenos y malos momentos de la vida, que ha eso vinimos a gozar y a sufrir.... un beso..... Gerardo

Borchácalas dijo...

Yo también llevo dos meses sin ir a la escuela. Yo me iba a cambiar de carrera. Ahora debo estudiar para los extras y reponer las materias...

Luis Eric dijo...

Tal vez un descanso este bien pero que no sea por mucho tiempo para que puedas regresar y terminar lo que empezaste

Pelo dijo...

Te entiendo, snif.

Por cierto, acabo de empezar mi curso de fotografía y andaba hoy en las mismas que tú en el anterior post, jiji. AHí me cuentas tus avances.

Cool Acid dijo...

Pues si no disfrutas hacer algo, pues no lo hagas. Igual y despues te arrepientas. Igual y no. Igual y no se de que diablos estoy hablando.

 Lalets dijo...

:|
Bueeehh creeeo que el estudio es lo único bueeeeno que se puede heredar, y comparable con una cifra demasiado graaaaaaande de dólares, pero si no sabes ni siquiera expresarte a la hora de dialogar, pues que verguenza.
Sinceramente piénsalo niña, te veía bastante potencial (:

salu2

Alex Niwatory dijo...

Jajajajajaja, bien, haste trotamundos, o algo asi, eso si, aprobecha a tus padres todo eltiempo que peudas, por que llegara el momento que te veras afuera de tu cas ay no sabras como llegaste ahi, pero pss chido.

Barbara dijo...

este no es mi caso... Intenté escribir una "farsa" pero no me salió y quedo ese pedazo de texto

Mauricio dijo...

jaja yo ni me inmute por que si leo su twitter =)

http://twitter.com/mexicana_yo_soy

(Just) Danito dijo...

Yo te corría de la casa. A vagar a la calle. ei.


(si ya lei que es una farse, blah!)

Bnazar dijo...

MMM terrible farsa. Haces que uno se preocupe en balde, tendré que recordarte el estupido y choteado cliché de pedrito y el lobo.

Cuidate, ahi te sigo leyendo.

Anónimo dijo...

pidele lo siguiente a tus padres...

1.que te pongan una chinga (bien puesta)

2.te pregunten si quieres regresar a la escuela...

3. si la respuesta es NO, volver al punto 1. si es SI, todo vuelve a lo normal

que tus padres no tengan los huevos suficientes para poner te en tu lugar, no es motivo para que hagas estas chingaderas. aprovechada!

ah, cuando no tengas dinero, con que vas a tragar!!!

Zeta dijo...

A mi me llegó a pasar el dejar la Voca, pero mis padres en su otra vida fueron Inquisidores de la Santísima y Siempre Cristiana Inquisición, así que decidí no arriesgarme.