lunes, 1 de marzo de 2010

5 minutos

Ojalá tuviera 5 minutos de lucidez intelectual para hacer algunos textos que fueran recordados en todos los tiempos. Líneas que, lejos de ganar dinero por ellas, me ubicarán en la élite cultural al lado de los grandes como Joyce y Borges.

Ojalá tuviera 5 minutos de gracia para que mi mente escupiera genialidades. Sí, así como los grandes deportistas que, aunque no han leído mucho, de pronto sacan cada frase que hasta dan ganas de ponerse de pie.

Ojalá tuviera 5 minutos de madurez para darme cuenta de que cumplir 18 no nada más sirve para tener la IFE y para ser alcohólico legal. Quisera tantita madurez para elegir en qué me quiero convertir...


Pero al mismo tiempo, desería que pocos (o nadie) tuvieran esos 5 minutos de habilidad mental porque si cualquiera pudiera hacerlo, el mundo estaría atascado de intelectuales y ya nada sabría bien...

11 comentarios:

Anónimo dijo...

si tu lo quieres van a llegar esos 5 minutos, pero para que eso pase tienes que intentarlo 15 años, ni cortazar nació siendo un genio.

Barbara dijo...

Si, de hecho los grandes de la literatura casi casi leyeron todo lo que hubo antes de sus obras...

César Fajardo dijo...

Me quede sin palabras, hermoso texto!!

Fire_tony dijo...

Ojalá tuviera un bolillo, porque tengo hambre.

Ojalá y no todos tuvieran un bolillo, porque se desperdiciarían muchos.

Aish, yo qué sé.

Me gusta el absurdo.

Rubo dijo...

¡Qué Bárbara!

*Plop*

Bueno, ya.

Bethania dijo...

Yo también estoy en busca de esos 5 minutos....
te dejo mi link para que me leas y veas si estoy cerca o lejos.
http://bethaniaescribe.blogspot.com/

Anónimo dijo...

Lucides intelectual?, "Cartas a un joven pueta" de Rainer María Rilke. Tambien las hay para un joven pinto y para un joven científico.

Anónimo dijo...

No busques las genialidades tomando ejemplo de nadie, porque te convertiras en una triste copia. Deja volar la mente, la imaginación, que la libertad en el vuelo te permitira ver el horizonte desde el cielo. Escribe para ti, pausadamente y sin amos, y cuando menos te des cuenta, esas grandes ideas estaran plasmadas en un bello manuscrito, que soportara los embates del tiempo y sera benevolamente juzgado por la historia.

finisimapersona dijo...

La madurez para decidir en qué te vas a convertir no llega con la edad. Es pura cuestión de experiencia. Mientras sigas inquietando a tu mente con cuestiones como las que mencionas, estarás bien. Es obvio que tu propia inteligencia te está provocando a dirigir tu vida, y no otros.

Muy bonito post. Me gusta tu blog. Saludos,

Toño Sempere

jonacatlan dijo...

que bonito!!!

me pongo de pie si señor!.




aplausos.

ángel dijo...

Hasta aquí te he leído, más de esos 5 minutos del deseo. Y ha sido un gusto hacerlo. Tanto, como descubrir tu espacio con título de contundente orgullo.


Saludos...