lunes, 31 de agosto de 2009

Mamá, estoy bien

Sé que ya son muchos los días en que no me pongo en contacto contigo. Sé que estás preocupada y que has preguntado por mí a todos los vecinos de la colonia. Sé que para ti es difícil hacerte a la idea de que de un día para otro, tu hija, aquella chiquilla latosa con problemas escolares, ya no está.

Quiero dejar en claro que me fui por convicción propia, nadie me llevó. Y tampoco quiero que creas que me fui porque me trataste mal o porque me indigné por alguna cosa tonta… Al contrario: estoy más que agradecida contigo por todo lo que me has dado y me has enseñado.

Las cosas se dieron tan repentinamente que de un momento a otro decidí partir. Era una oportunidad única. Decidí arriesgarlo todo de una vez… ¿Recuerdas esa cuenta de ahorro que me abriste cuando a penas tenía 10 años? Aparentemente era una cantidad insignificante, pero debo decir que me ha servido demasiado… De hecho, me ha servido tanto que ya me la acabé.

También quiero decirte que cada día estoy más convencida de que apostarlo todo ha sido la mejor decisión que he tomado. Las cosas van mejor de lo que pensaba… y como te haz de imaginar, partí porque me ofrecieron el trabajo de mis sueños.

Creo que nunca me había sentido tan satisfecha por trabajar. Todos los días, desde que llego a la oficina hasta que llego a la casa, estoy sonriendo como idiota. Aunque bueno, hay un pequeñísimo detalle: la verdad no me pagan mucho y los impuestos me hacen temblar de miedo. Pero como quiera que sea, me alcanza para todo… Digo, algún inconveniente debería tener.

Las cosas van muy bien y de seguir así, pronto iré a verte y podremos platicar de frente todo lo que me ha pasado. Sólo te pido dos cosas: por favor no desesperes y confía en mí…




***

Críticas literarias/de redacción/constructivas/ofensivas respecto al cuento son más que bienvenidas C=

10 comentarios:

Rarezas Corp. dijo...

apuesta por el rock & roll

Rarezas Corp. dijo...

ve donde quieran tus botas

Barbara dijo...

creo que si me pasara algo así, definitivamente mi sueño no estaría ligado con la música...

Mauricio dijo...

Estaria ligado con las Graficas por Computadora! yay!

Maharba dijo...

Si te falta dinero, vende un riñón, nunca falla ;-) .

Pantera dijo...

Nel, no vendas un riñón. Luego te tienes que cuidar demasiado. Mejor véndela ¡o dónala!

estropicio dijo...

la mejor de las suertes, no dejes de creer.

estropicio dijo...

Bueno, ya en serio, creo que la oración "Las cosas se dieron tan repentinamente..." es redundante: Repentinamente y de un momento a otro son lo mismo.

A penas debe escribirse apenas.

No sé si después de los puntos suspensivos siempre va una mayúscula, creo que no.

That's all.

ALUCHE dijo...

no, no va mayúscula.

saludos! :)

Anónimo dijo...

Remarkable things here. I am very satisfied to look your post.
Thanks so much and I am taking a look ahead to touch you.
Will you kindly drop me a e-mail?

my page payday in advance