miércoles, 30 de diciembre de 2009

¡Oh, el gabacho!

Oh frío infernal invernal, oh consumismo, oh el Gabacho… Así se respira el ambiente acá en los Estados Unidos: extraño y medio solitario pero acogedor. Porque aunque me la paso quejándome del clima y de que luego no le entiendo a las personas, bien que me gusta estar aquí.

Me vine en carro y aunque no manejé ni un metro, de hecho mi hermano fue el que se echó todo el viajesote, estar 21 horas sentada en un carro es aburrido y cansado.



Del viaje puedo presumir que, así como los de la foto de arriba, ya estuve en el trópico de cáncer... pero de ahí en fuera no creo que haya mucho qué decir: el paisaje desértico y, a partir de Durango, las carreteras eran puras rectas donde de pronto la civilización desaparecía. ¡Ah! pero ya para entrar a Ciudad Juárez, empezó una pasadera de soldados interminable... hasta me dio miedo y ya me andaba queriendo regresar (cobarde, cobarde, cobarde).

Pero bueno, el punto es que ya llegué al gabacho, a Albuquerque, Nuevo México, estoy con mi hermano, “vivo” en un departamento que está a una cuadra de la ruta 66 (sí, la de Cars) y las ofertas navideñas me esperan =)


2 comentarios:

Rubén Darío dijo...

San Antonio estaba más cerca xD jajaja y muy bonito Oo! Felicidades mujer =D!

Anónimo dijo...

Thanks in support of sharing such a fastidious
thinking, post is nice, thats why i have read it entirely

Also visit my webpage - payday loans in maryland